Geometría de la bicicleta: 3 consejos para un ajuste ideal

Para muchos de nosotros, la bicicleta es prácticamente una extensión del cuerpo. Si a ti también te ocurre, seguramente te hayas asegurado de adaptarla para tu comodidad y para procurar un mayor rendimiento. Pero también puede ocurrir que, si no sabes cómo ajustarla correctamente, tu rendimiento pueda verse afectado y que una geometría incorrecta te lleve incluso a alguna lesión. Así, en esta ocasión os hablaremos de un aspecto crucial para maximizar confort y rendimiento: el ajuste de la geometría de la bicicleta de acuerdo con las características de nuestro propio cuerpo. 

La geometría de la bicicleta: ¿por qué es importante el ajuste correcto?

“¿A qué altura tengo que colocar el sillín?” “¿Y el manillar?” “¿Qué es la longitud de potencia?” Si vosotros también os hacéis estas preguntas, este artículo os interesa. 

La geometría de nuestra bicicleta tiene un papel fundamental en nuestra experiencia de conducción. Un ajuste óptimo no solo garantizará mayor comodidad, sino que también mejorará nuestra eficiencia pedaleando, además de prevenir posibles lesiones. 

Ciclista con maillot Outbraker consigue la geometría de la bicicleta correcta

Tamaño y geometría del cuadro

El cuadro de nuestra bicicleta es la piedra angular de su geometría. En este sentido, un cuadro con medidas incorrectas nos causará molestias, además de afectar a nuestro rendimiento. Es por ello que, antes de adentrarnos más en este tema, debemos tener muy claro cuáles son los resultados que queremos obtener. 

Si lo que estamos buscando es una conducción más agresiva, elegiremos un tubo superior más largo y un tubo vertical (aquel que conecta el pedalier con la tija del sillín) con un ángulo mucho más pronunciado. Nuestra posición en conducción será también, con estos ajustes, más agresiva. 

Si por el contrario estás buscando una conducción más suave, cómoda y con una postura más erguida, te recomendamos un tubo superior más corto y un ángulo del tubo vertical más suave.

Tampoco podemos olvidar el ángulo de la dirección, y es que si este es más pronunciado, tendremos un manejo más ágil de nuestra bicicleta, pero también más inestable. Un ángulo más suave, por el contrario, nos proporcionará una conducción más estable. 

Teniendo esta información en cuenta, es esencial que, al elegir nuestro modelo de bicicleta, no solo tengamos en cuenta su talla. Como veis, la geometría de la bicicleta es igualmente importante y tendremos que adaptarla según nuestras pretensiones.

El reach y el stack son dos medidas a tener en cuenta para conseguir la geometría de la bicicleta correcta

Saddle adjustment

Este es, sin duda, uno de los componentes que debes tener en cuenta a la hora de ajustar la geometría de la bicicleta, y es que una altura correcta es decisiva para conseguir una posición cómoda. La altura correcta será aquella que te permita pedalear flexionando ligeramente la rodilla cuando el pedal esté en la parte inferior del recorrido. Para conocer cuál debe ser esta altura, tienes que medir la longitud de pierna, por la cara interior, desde el talón hasta la ingle. Luego deberás multiplicar esta cifra por 0,88. Si quieres saber más al respecto, puedes hacerlo aquí. here.

Una vez tengas la medida correcta, ajustar la altura del sillín no puede ser más sencillo. Lo único que tienes que hacer es aflojar la abrazadera de la tija, subir o bajar el sillín en función de la altura que desees y luego volver a apretarla. Ajustando el sillín conseguirás un rendimiento mejor y, sobre todo, evitarlás lesiones. En cuanto lo hagas, podrás sentir cómo tu cuerpo se adapta mejor a la bicicleta, pedaleando con mayor comodidad y en una posición mucho más natural. 

Ajuste del manillar

Tener el manillar mal ajustado, a una altura incorrecta, puede provocarnos dolores en el cuello, la espalda y los hombros e incluso en las muñecas, lo que puede desembocar en lesiones más a largo plazo. Para ajustar la geometría de la bicicleta correctamente, la altura de nuestro manillar debe estar en línea con la de nuestro sillín. En todo caso, puede estar ligeramente más bajo. 

Por otro lado, la distancia entre sillín y manillar debe permitirte tocar las manillas cómodamente, sin tener que extender los brazos ni forzar la espalda. Esta será una cuestión de comodidad y, sobre todo, de aerodinámica. En este punto, tendrás sobre todo en cuenta tu flexibilidad y tus preferencias personales. 

Aunque aquí hayamos hablado de altura, no debes descuidar la anchura del manillar. Dependiendo del que elijas, los manillares tendrán diferentes medidas, en función de la distancia que hay de uno a otro de sus extremos. Elegir un manillar adecuado aumentará el control y la comodidad.

Puedes obtener más información sobre cómo elegir tu manillar aquí. here.

Ajustar la altura del manillar es imprescindible para conseguir una geometría de la bicicleta acertada

Ajuste de la longitud de potencia

A menudo, se comete el error de descuidar la importancia de la distancia de potencia al ajustar la dirección de una bicicleta. La potencia, que conecta el manillar con el sillín, tiene un impacto significativo en la distribución de pesos del eje delantero. Su longitud influye en la estabilidad de la bicicleta. Así, una potencia larga es favorable para poner más peso en la rueda delantera y mejorar la estabilidad en subidas, pero será menos reactiva en bajadas.

La elección entre potencias largas y cortas también afecta la ergonomía, ya que las primeras implican una posición más estirada y aerodinámica, mientras que las segundas ofrecen mayor comodidad al llevar la espalda más erguida. En última instancia, la decisión se basa en tus objetivos y preferencias, buscando el equilibrio entre posición y rendimiento.

¿Lo mejor? Prueba y error

Después de realizar los ajustes, da un paseo corto para evaluar la nueva configuración. Presta atención a cualquier molestia o tensión y realiza ajustes adicionales según sea necesario. El proceso de ajuste puede requerir cierta experimentación para encontrar la configuración perfecta para ti.

En conclusión, ajustar la geometría de tu bicicleta a tu propio cuerpo es esencial para disfrutar de una experiencia de conducción placentera y mejorar tu rendimiento. Dedica tiempo a entender tu cuerpo y cómo interactúa con tu bicicleta. Recuerda que estos ajustes pueden variar según tu estilo de conducción y preferencias personales. 

Inscribirse en la lista de espera Le informaremos cuando el producto esté disponible. Por favor, deje su dirección de correo electrónico válida a continuación.

No se han encontrado campos, vaya a configuración y guarde/restablezca los campos

  • OBTÉN UN CUPÓN DE DESCUENTO DEL 10%

    SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

    Suscríbete